Quinta Jardins do Imperador

Quinta Jardins do Imperador fue la última residencia que Carlos I de Austria eligió para vivir en Monte debido al exilio forzado tras la caída del Imperio Austro-Húngaro. La propiedad, en aquella época, se llamaba Quinta Cossart, nombre de un anterior propietario, y fue cedida a la familia imperial en el exilio por la familia Rocha Machado que, entre tanto, la había adquirido. 

Fue construida en Monte en el siglo XVIII por James Gordon, creador del jardín y de una Torre Malakoff, conocida como Quinta do Monte.  En 1899 esta propiedad fue adquirida por el banquero Rocha Machado, quien en 1921 dio alojamiento temporal al emperador exiliado Carlos I de Austria y a su familia. Hoy esta propiedad pertenece al Gobierno Regional y ha recibido el nombre del Emperador. Quinta Jardins do Imperador cuenta con una cafetería en la fabulosa Torre Malakoff y está rodeada de preciosos árboles y un colorido jardín de rosas, todo ello en medio de un mágico paisaje romántico con vistas a Funchal.

Nota: Actualmente está cerrada al público.